Archivo de la categoría: Opinión

El artículo con el que he alcanzado la final


Como algunos de vosotros sabréis, el otro día Force India me comunicó que había sido seleccionado finalista de su concurso #JoinTheTeam para formar parte del equipo en Monza. Por ello, quería publicar el artículo con el que participé en el concurso. El tema era un análisis de la primera mitad de la temporada de Force India, de un máximo de 800 palabras.

_

Nobody could have expected that Force India would be fifth in the Constructors Championship at this point of the season. Some delays during the preseason (related to the wind tunnel) forced the team not to unveil their 2015 car until the penultimate day of the preseason test in Montmeló.

However, in spite of being in such a complex situation, the team was capable of arriving at Melbourne in a decent shape. Both Force India drivers were able to get his car into Q2, something that seemed impossible weeks before. On Sunday, all the team was superb, and they achieved an impressive double points finish (Nico 7th and ‘Checo’ 10th).

Malaysia, China, Bahrein and Spain were difficult challenges for Force India. They were totally focused on developing the VJM08-B in order to unveil it at Silverstone, therefore it was easy to predict that they would struggle during these races. Taking into account all these factors, the unexpected eight position that ‘Checo’ achieved in Bahrein after managing his tyres brilliantly was something to be applauded. Although it was far from the podium he got last year, it was a really valuable result.

The situation was turning a bit nasty for the team, but everything changed in Monaco. The car behaved really well in the street circuit of Montecarlo, and Pérez took the most out of it to finish in a brilliant seventh position. Hülkenberg’s race was ruined after a contact with Alonso in the first lap, but he fought until the finish line and finished very close to the points zone.

The Gilles Villenueve (Canada) and the Red Bull Ring (Austria) were two circuits that fitted really well the strongest areas of the VJM08. The recent 24 Hours of Le Mans winner Nico Hülkenberg drove superbly during these two weekends: he qualified 7th in Canada and finished 8th, and then he even improved his performance in Austria, qualifying 5th (ahead of Valtteri Bottas) and finishing 6th after a brilliant fight with the Williams driver.

The post-Austria test was another inflexion point in the Force India’s season. They introduced an extremely original new concept of nose, with two holes, as well as other parts of the car that worked really well. At that time, Force India was prepared to run for the first time with some of the updates of the ‘B’ version of the VJM08 at Silverstone.

Their home race was not supposed to be the best race of the year for Force India: the characteristics of the circuit, with plenty of high-speed corners, were not the best for them. Nevertheless, the improvement due to the new VJM08-B make Force India be as competitive as in Canada and Austria. However, it was a shame for them that the rain didn’t appear some laps before, since Hülkenberg was the quickest driver over the slippery track, which also demonstrated that the Force India reacts well to the wet conditions.

After the impressing start in Silverstone, where both Force India drivers gained four positions during the first metres of the race, they repeated that clutch-master class in the Hungaroring. From 11th on the grid, Nico move up to fifth position at the end of lap two. However, this was not the best weekend for Force India: Pérez suffered an unexpected accident after a broken suspension during the FP1, and Hülkenberg was forced to retire during the race after a sudden failure in his front wing, which lead to another accident. In spite of that incidents, the pace shown by Force India was impressive, given that Hülkenberg was in sixth position when he was retired, in a circuit that probably was the worst of the season for the strengths of the VJM08. If in such a difficult situation Hülkenberg was fighting for the fifth place, which result will Force India’s drivers achieve in more favourable tracks? The podium is closer than even for them.

Once more, Force India has demonstrated to be the most efficient team in terms of points related to their budget, as well as being the quickest team in boxes several times, among others achievements. Besides, everyone was expecting McLaren-Honda to make an impressive progress during the season, but in fact has been Force India the team that has really progressed! And what does all it mean? Definitely, if all the teams had the same budget, Force India would probably be the most competitive one. And that is why it is impossible not to be a Force India fan if you are a real Formula One fan.

Anuncios

La insoportable hipocresía que se esconde tras las recientes opiniones sobre Hülkenberg


Antes de nada, quería disculparme por la frase que aparece justo encima. Si los títulos deben ser claros y concisos, está claro que este no cumple ninguna de las dos condiciones….

Tras el pasado Gran Premio de Austria, he de confesar que sucedió algo que me dejó atónito: en la conocida encuesta que realiza la web f1fanatic tras cada carrera, Hülkenberg aparecía como “El Piloto del fin de semana” (35 %), con más votos que Rosberg (27 %), Massa (17 %), Vettel o Verstappen. Tuve que dejar pasar unos segundos para poderme creer que lo que estaba viendo era cierto, ya que me parecía absolutamente surrealista. Pero sí, estaba pasando.

NOTA: Voy a tomar esa encuesta como referencia porque acumula una gran cantidad de votos, y encaja perfectamente con el clima que se percibía en Twitter.

Mi sorpresa no era porque considere que Hülkenberg no había sido el mejor piloto del fin de semana. De hecho, hay varios argumentos que lo pueden justificar:

-Hülkenberg aprovechó las difíciles condiciones de la pista para pasar la Q1 en quinta posición. Más de un segundo por delante de Pérez, que quedó eliminado y fue más lento en los tres sectores durante toda la sesión.
-Ya en Q3, su último intento le permitió colarse 5º, por delante de Verstappen y Bottas (aunque es cierto que ayudado por las banderas amarillas).
-En carrera, aguantó hasta después de la primera parada por delante de Bottas, algo muy meritorio teniendo en cuenta que la mejor vuelta en carrera de un Williams fue 1:11.613, y la de Hülkenberg 1:12.541.

La sorpresa vino más bien porque Hülkenberg lleva pilotando así durante bastante tiempo, y lo máximo que se le había dedicado eran cinco minutos en una de las típicas tertulias post-carrera. Suelo seguir bastante de cerca las actuaciones de Hülkenberg y, sinceramente, me parecía casi absurdo que se le estuviera dando tanto bombo a su actuación en Austria. De todas formas, para asegurarme de que todo esto no era solo una impresión mía, me dediqué a recopilar los resultados que había obtenido Hülkenberg en esa misma encuesta de f1fanatic en otras carreras en las que su pilotaje había estado a un nivel similar.

El primer Gran Premio en el que pensé fue China 2014. Clasificación brillante de Hülkenberg, en la que Pérez terminó 16º (1.5 segundos por detrás en Q2) y Hülkenberg 8º, con un coche que en seco no daba para entrar en Q3. Probablemente fue el primero que me vino a la mente porque el guion fue similar al del pasado GP de Austria: en la primera vuelta, Hülkenberg se coló delante de Bottas, y el finlandés se quedó atascado detrás del Force India, perdiendo toda oportunidad de conseguir un gran resultado. Pero es que en esa ocasión el alemán no solo mantuvo a raya a un coche más rápido que el suyo durante media carrera (como sucedió en Austria), sino que fue capaz de llegar a meta 502 milésimas por delante de Bottas (que no se despegó de su alerón trasero en toda la carrera), en 6ª posición y medio minuto por delante de Pérez, idéntico resultado que en Austria. Ahora os preguntaréis: ¿cúanta gente votó a Hülkenberg en esa ocasión en la encuesta? Un 2 %. Fue superado por Hamilton, Ricciardo, Alonso, Rosberg… Realmente, para la mayoría de aficionados, fue como si Hülkenberg no hubiera corrido la carrera. Pero su actuación tuvo, cuanto menos, el mismo mérito que la de Austria.

Quizá podáis pensar que el resultado de este tipo de encuestas depende también de si destaca algún otro piloto en el mismo Gran Premio. Esa podría ser la explicación si al menos Hülkenberg fuera uno de los pilotos que más votos recibiera. Pero es que no estamos hablando de que fuera votado ni como segundo, ni tercero, ni cuarto piloto del Gran Premio, sino que prácticamente no recibió ningún voto. Además, lo de China 2014 no fue precisamente una excepción. No me voy a poner a explicar una a una las siguientes carreras que voy a citar (sería muy tedioso, y además seguro que las recordáis a grandes rasgos), pero son más ejemplos de la misma situación: Grandes Premios en los que Hülkenberg saca el máximo en clasificación y en carrera, terminando por encima de donde por monoplaza le correspondería, y deja a su compañero muy lejos.

-Australia 2014: Hülkenberg 6º (Pérez 10º, a 35.2 s) -> 1 % de los votos
-Mónaco 2014: Hülkenberg 5º (Pérez abandóno) -> 6 % de los votos
-Alemania 2014: Hülkenberg 7º (Pérez 10º, a 30.5 s) -> 1 % de los votos
-Australia 2015: Hülkenberg 7º (Pérez 10º, a 33.7 s) -> 1 % de los votos

En tres de los cuatro ejemplos que cito, la diferencia entre Hülkenberg y Pérez es de más de medio minuto, lo que significa que el alemán fue, de media, medio segundo por vuelta más rápido que Pérez en todas estas carreras. Idéntica situación que en Austria (de hecho en el Red Bull Ring la diferencia fue algo menos, de unos 25 segundos). Por otra parte, como se puede apreciar fácilmente, los porcentajes son ridículamente bajos, por lo que en ningún momento fue considerado uno de los mejores pilotos de las respectivas carreras.

Volviendo al tema inicial, la actuación de Hülkenberg en Austria, en mi opinión, no destacó especialmente sobre lo que es su rendimiento habitual. Pero parece que al sumarse la reciente victoria en las 24 Horas de Le Mans y la mejoría de Force India, muchos se fijaron especialmente en el pilotaje de Hülkenberg (debe ser que durante los tres años anteriores, algunos no se habían dado cuenta ni de que estaba en pista). Y esa es la única explicación que encuentro a tanto revuelo.

_

CONCLUSIONES

Ahora, repentinamente, todo el mundo dice que “ya sabía que Hülkenberg era muy bueno”, que “esto no es ninguna novedad para mí”, etc. Y no pongo en duda que hay mucha gente que lleva valorando a Hülkenberg desde hace años, y que me apoyó cuando publiqué este artículo reivincidando su gran pilotaje en 2014. Pero estos no son la gran mayoría, ni de broma. Sé de personas muy concretas que parece que tienen ganas de tomarnos el pelo a algunos, y que cambian de opinión según los acontecimientos como una veleta cambia de dirección cuando sopla el viento. Hay numerosos nombres propios que hace unos meses sostenían con firmeza que Hülkenberg “es un bluff”, “es el nuevo Heidfeld” o “habría que discutir si está entre la primera mitad de la parrilla” (y no me refiero a los que lo decían de broma, no se me vaya a ofender nadie…). Pero lo que critico no es que mantuvieran esa opinión, sino que ahora se llenen la boca alabando a Hülkenberg y afirmando que es “obvio” que es uno de los mejores pilotos del mundo, mientras que hace unas semanas decían todo lo contrario. Y lo digo indignado porque yo (y otras muchas personas) nos hemos tenido que desgañitar año tras año frente a este tipo de personajes. Personajes que en sus famosos “Top 10” de final de temporada ni mencionaban a Hülkenberg (o lo hacían en novena/décima posición), y ahora pretenden ser los abanderados a la hora de exigir que un equipo grande contrate al alemán.

Pues bien, me niego rotundamente a aceptar esta hipocresía de gente que tan pronto decía que Bottas era la próxima estrella mundial (cuando hacía podios solo si su compañero -y único rival- se estampaba), como ahora dice que no tiene futuro (siendo que este año ha batido brillantemente en pista a Massa en carreras como Malasia). Al final, el problema reside en ese sector de los creadores de opinión que tanta influencia tiene en diversos medios como Twitter, y cuyo único y exclusivo objetivo es conseguir retweets. Y para conseguir su objetivo, les sirve cualquier cosa. Incluidas las opiniones simplistas, sin reflexión, que a una pequeña parte de los aficionados (bueno, quizá no tan pequeña) nos indigna, pero que a la gran mayoría (seguidores no tan acérrimos de la Fórmula 1) les resultan perfectamente creibles. Y es sobre ese engaño a la gente menos informada sobre el cual estos personajes construyen sus castillos de aire. Pero no se quedan ahí, ya que incluso acaban convenciendo a gente mucho más aficionada, aunque eso ya es culpa de quienes eligen mal a sus referentes.

Al final, probablemente consiguen su objetivo, que es llegar lo antes posible a mil seguidores más o recibir una catarata de elogios por su última publicación. Pero en el fondo, lo que están consiguiendo es que el grueso de los aficionados asuma una y otra vez como ciertas cosas que son falsas: “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, Joseph Göbbels (y más si quienes la repiten son voces “autorizadas”). Y esto no lo digo porque yo esté en posesión de la verdad absoluta, no. Lo digo porque al menos sé que intento, al igual que otras muchas personas (como por ejemplo, cualquiera que esté leyendo esto), ser lo más riguroso posible. Sin embargo, es evidente es que a estos que yo he llamado “creadores de opinión” no es la verdad lo que les importa, sino sus objetivos personales. Por eso mismo, pueden dedicar todos sus esfuerzos a poner tweets reclamando que un equipo grande fiche a Hülkenberg, y les lloverán los RT’s y los seguidores. Pero conmigo, que no cuenten.

¿Puede Vettel ganar el Mundial?


A día de hoy, Sebastian Vettel aventaja en 48 puntos a su compañero de equipo, Kimi Räikkönen, que es el cuarto clasificado en el Mundial de pilotos. Por lo tanto, a estas alturas del campeonato parece claro que si hay alguna mínima opción de que a los pilotos de Mercedes se les escape el Mundial, este recaería en el piloto alemán de Ferrari.

Sin embargo, pensar que Vettel tiene opciones significativas de ganar el título es, cuanto menos, atrevido. Pero tampoco se puede afirmar que sea totalmente imposible, ya que en 11 carreras pueden pasar todavía muchas cosas. Por lo tanto, llegados a este punto, cabe preguntarse: ¿qué debe suceder para que Vettel tenga opciones realistas de batir a los Mercedes al final de la temporada?

_

CONDICIONES

Para responder a esta última pregunta, se pueden plantear una serie de premisas o condiciones que, si se cumplieran, darían algunas opciones a Vettel para batir a los Mercedes. Siempre teniendo en cuenta que estas opciones serían muy pequeñas.

Alternancia en Mercedes. Es absolutamente necesario que Rosberg y Hamilton se vayan alternando las victorias si Vettel quiere tener alguna opción. En el momento que uno de los dos encadene 4-5 victorias y se destaque en el Mundial (ahora mismo solo les separan 10 puntos), los posibilidades de Vettel serán nulas. En cambio, si carrera a carrera se siguen restando puntos entre ellos, el alemán de Ferrari podrá mantenerse a una distancia prudencial en la clasificación. Actualmente, esta es la situación:

VET1

Sin embargo, si le sumamos a Vettel los puntos perdidos en errores de pilotaje / del equipo (Bahréin, Canadá, Austria), la distancia se reduce todavía más, evidenciando que si Ferrari y Vettel no cometen errores, pueden estar a una distancia prudencial:

VET2

2º Vettel no puede fallar. Hasta ahora, el único pero que se le puede poner a la temporada de Vettel es el Gran Premio de Bahréin, en el que sin las pasadas de frenada en la curva uno y la salida de pista que le obligó a cambiar el alerón delantero, hubiera terminado -como mínimo- en segunda posición. Si quiere tener alguna opción de pelear por el título, no podrá permitirse ningún error más. No basta con una temporada muy buena, tiene que rayar la perfección. Sobra decir que es imprescindible que Räikkönen esté siempre por detrás suyo, porque si perdiera puntos en favor de su compañero de equipo, las opciones también se esfumarían.

3º Estrategia y neumáticos. Ferrari supo maximizar en Malasia la ventaja que tiene su monoplaza frente al Mercedes en el trato de las gomas. Y deben volver a hacerlo siempre que tengan la oportunidad, ya que es una puerta abierta para poder batir a Mercedes de vez en cuando. Sin embargo, aquí entra en juego una variable externa al equipo: Pirelli. Mientras sigamos viendo carreras a una parada, Ferrari no podrá explotar esta ventaja. Pero deben ser optimistas en este aspecto, ya que Pirelli ya ha anunciado que en Monza los neumáticos serán un compuesto más blandos en la escala (blandos y medios, por los medios y duros de 2014). Si esa tendencia de Pirelli continúa de ahí en adelante, es otra opción que tendría Vettel para batir a los Mercedes.

El Ferrari debe ser siempre el segundo monoplaza más rápido, y relativamente cerca del Mercedes. Williams se ha acercado peligrosamente a Ferrari en Canadá y Austria, y si llegaran a alcanzarles, Vettel podría comenzar a perder puntos en cada GP en favor de los Williams, lo que obviamente le dejaría sin opciones al título. No conviene olvidar que Mercedes tiene la capacidad de poder proporcionarle mejoras de sotfware / hardware a Williams (referido al motor, obviamente), y si en algun momento se vieran seriamente amenazados por Vettel, podrian recurrir a esta estrategia para complicarle la vida a los de Maranello. Además, el Ferrari debe estar cerca del Mercedes, de forma que cualquier fallo estratégico / en boxes de Mercedes les suponga perder la posición.

5º Mercedes tiene que fallar. Hasta ahora, los problemas de fiabilidad han brillado por su ausencia en Mercedes. Sin embargo, el año pasado aparecieron en Australia, Canadá, Gran Bretaña, Alemania, Hungría, Singapur y Abu Dhabi. Para hacernos una idea, en 2014 Mercedes sufrió problemas de fiabilidad consecutivamente en los tres Grandes Premios que vienen ahora. Y desde el doblete de Austria tuvieron que esperar hasta Monza para volver a ver a sus dos pilotos en primera y segunda posición. Teniendo en cuenta la diferencia actual entre entre Hamilton y Vettel, si se repitiera la situación del año pasado en los próximos GP’s, Vettel llegaría líder a Monza. Pero es muy difícil pensar que Mercedes vaya a fallar tanto de nuevo, aunque también es cierto que si en algo parece destacar Ferrari, es en la fiabilidad, por lo que puede ser un punto a favor.

6º Lluvia. El rendimiento de Vettel en la clasificación de Malasia hace pensar que el Ferrari es un monoplaza que se comporta bien en mojado (sin obviar que el propio Vettel también se adapta bien a estas condiciones). Dos o tres carreras bajo lluvia (Spa, Suzuka o Interlagos son circuitos relativamente propensos a situaciones meteorológicas cambiantes) podrían ayudar a Vettel para restarles algunos puntos a los Mercedes. Por otra parte, hay circuitos como Hungría o Singapur en los que el año pasado el margen de Mercedes sobre sus competidores se redujo considerablemente. Este tipo de trazados también pueden ser una oportunidad para que Vettel se acerque e intente colarse entre ambos Mercedes (al igual que ya sucedió en Mónaco, debido al error estratégico de Mercedes, que le costó la posición a Hamilton con Vettel. Todo ello gracias a que la distancia entre Hamilton y Vettel no era demasiado grande).

CONCLUSIÓN

En definitiva, es bastante evidente que quitarle el título a Mercedes es casi una utopía. Pero existen varibales suficientes como para pensar que no es imposible, y bastaría con que se reprodujeran algunos de los problemas de fiabilidad que Mercedes sufrió el año pasado para que saltaran las alarmas en Brackley. Desde 2013, Mercedes apenas ha tenido que superar momentos realmente complicados, y esos 49 puntos que separan a Vettel del liderato hacen que cualquier fallo les pueda colocar en una situación a la que no están recientemente acostumbrados.

¿Puede Vettel ganar el Mundial? Muy difícil, pero no imposible.

¿Merecía sanción Räikkönen por su accidente con Alonso?


_

Durante las últimas horas se han escuchado múltiples comparaciones entre tres incidentes, en mi opinión, muy distintos:

-Toque entre Alonso y Hülkenberg en Mirabeau, en el GP de Mónaco

-Toque entre Räikkönen y Ricciardo en Mirabeau, en el GP de Mónaco

-Accidente entre Räikkönen y Alonso a la salida de Remus, en el GP de Austria

No voy a entrar en la comparación entre los dos incidentes del GP de Mónaco, ya que creo que han sido suficientemente analizados desde entonces. Pero sí que quiero establecer brevemente lo que a mi juicio es una diferencia enorme entre el incidente de Mónaco entre Alonso y Hülkenberg, y el de Räikkönen y Alonso GP de Austria.

En Mónaco, Alonso estaba adelantando a Hülkenberg (tren delantero del Force India todavía claramente por delante del trasero del de Alonso), y por lo tanto cuando pierde ligeramente el control del McLaren, lo hace durante el proceso del adelantamiento. Después se puede discutir si era sancionable o no (creo que ya se ha insistido suficiente en el tema), pero lo que es evidente es que el incidente se desarrolla en el contexto de un adelantamiento. Por lo tanto, puede debatirse sobre si era merecedor de una penalización.

En el caso del accidente de Austria, Räikkönen estaba claramente por delante de Alonso al comenzar a traccionar en la curva Remus, y en ningún caso estaban disputando la posición. Sin embargo, Räikkönen comienza a patinar, se precipita en la aplicación del acelerador (probablemente el mapa motor no era el más oportuno, y eso influyó en la entrega de potencia), y acaba perdiendo el control del coche, con la mala suerte para Alonso de que el Ferrari acaba dirigiéndose hacia su McLaren. ¿Se puede sancionar a Räikkönen por este accidente? Jamás. Comete un error que, con muy mala suerte, perjudica a otro piloto. Pero sancionarle por eso sería exactamente lo mismo que penalizar a alguien que trompea en una curva y se queda en medio de la pista, y justo después llega otro piloto y se lo lleva por delante. En ambas situaciones estamos ante un piloto que comete un error de pilotaje cuando no estaba peleando con nadie, y otro que se encuentra con esa situación y no tiene ninguna posibilidad de evitar el toque. Como bien dijeron desde la FIA, “ningún piloto tuvo la culpa”.

Si el trabajo de los comisarios ya es suficientemente complicado de normal, estas polémicas no ayudan, y menos cuando -por una vez- toman decisiones correctas. Se podría hacer un análisis mucho más detallado del incidente, usando imágenes, pero realmente no hay necesidad de hacerlo. La decisión me parece claramente la correcta por parte de los comisarios, y no comprendo cuál es la doble vara de medir que algunos intentar hacer creer que existe.

Independientemente de lo que he contado en el artículo, me gustaría saber vuestra opinión sobre este tema: