La insoportable hipocresía que se esconde tras las recientes opiniones sobre Hülkenberg

Antes de nada, quería disculparme por la frase que aparece justo encima. Si los títulos deben ser claros y concisos, está claro que este no cumple ninguna de las dos condiciones….

Tras el pasado Gran Premio de Austria, he de confesar que sucedió algo que me dejó atónito: en la conocida encuesta que realiza la web f1fanatic tras cada carrera, Hülkenberg aparecía como “El Piloto del fin de semana” (35 %), con más votos que Rosberg (27 %), Massa (17 %), Vettel o Verstappen. Tuve que dejar pasar unos segundos para poderme creer que lo que estaba viendo era cierto, ya que me parecía absolutamente surrealista. Pero sí, estaba pasando.

NOTA: Voy a tomar esa encuesta como referencia porque acumula una gran cantidad de votos, y encaja perfectamente con el clima que se percibía en Twitter.

Mi sorpresa no era porque considere que Hülkenberg no había sido el mejor piloto del fin de semana. De hecho, hay varios argumentos que lo pueden justificar:

-Hülkenberg aprovechó las difíciles condiciones de la pista para pasar la Q1 en quinta posición. Más de un segundo por delante de Pérez, que quedó eliminado y fue más lento en los tres sectores durante toda la sesión.
-Ya en Q3, su último intento le permitió colarse 5º, por delante de Verstappen y Bottas (aunque es cierto que ayudado por las banderas amarillas).
-En carrera, aguantó hasta después de la primera parada por delante de Bottas, algo muy meritorio teniendo en cuenta que la mejor vuelta en carrera de un Williams fue 1:11.613, y la de Hülkenberg 1:12.541.

La sorpresa vino más bien porque Hülkenberg lleva pilotando así durante bastante tiempo, y lo máximo que se le había dedicado eran cinco minutos en una de las típicas tertulias post-carrera. Suelo seguir bastante de cerca las actuaciones de Hülkenberg y, sinceramente, me parecía casi absurdo que se le estuviera dando tanto bombo a su actuación en Austria. De todas formas, para asegurarme de que todo esto no era solo una impresión mía, me dediqué a recopilar los resultados que había obtenido Hülkenberg en esa misma encuesta de f1fanatic en otras carreras en las que su pilotaje había estado a un nivel similar.

El primer Gran Premio en el que pensé fue China 2014. Clasificación brillante de Hülkenberg, en la que Pérez terminó 16º (1.5 segundos por detrás en Q2) y Hülkenberg 8º, con un coche que en seco no daba para entrar en Q3. Probablemente fue el primero que me vino a la mente porque el guion fue similar al del pasado GP de Austria: en la primera vuelta, Hülkenberg se coló delante de Bottas, y el finlandés se quedó atascado detrás del Force India, perdiendo toda oportunidad de conseguir un gran resultado. Pero es que en esa ocasión el alemán no solo mantuvo a raya a un coche más rápido que el suyo durante media carrera (como sucedió en Austria), sino que fue capaz de llegar a meta 502 milésimas por delante de Bottas (que no se despegó de su alerón trasero en toda la carrera), en 6ª posición y medio minuto por delante de Pérez, idéntico resultado que en Austria. Ahora os preguntaréis: ¿cúanta gente votó a Hülkenberg en esa ocasión en la encuesta? Un 2 %. Fue superado por Hamilton, Ricciardo, Alonso, Rosberg… Realmente, para la mayoría de aficionados, fue como si Hülkenberg no hubiera corrido la carrera. Pero su actuación tuvo, cuanto menos, el mismo mérito que la de Austria.

Quizá podáis pensar que el resultado de este tipo de encuestas depende también de si destaca algún otro piloto en el mismo Gran Premio. Esa podría ser la explicación si al menos Hülkenberg fuera uno de los pilotos que más votos recibiera. Pero es que no estamos hablando de que fuera votado ni como segundo, ni tercero, ni cuarto piloto del Gran Premio, sino que prácticamente no recibió ningún voto. Además, lo de China 2014 no fue precisamente una excepción. No me voy a poner a explicar una a una las siguientes carreras que voy a citar (sería muy tedioso, y además seguro que las recordáis a grandes rasgos), pero son más ejemplos de la misma situación: Grandes Premios en los que Hülkenberg saca el máximo en clasificación y en carrera, terminando por encima de donde por monoplaza le correspondería, y deja a su compañero muy lejos.

-Australia 2014: Hülkenberg 6º (Pérez 10º, a 35.2 s) -> 1 % de los votos
-Mónaco 2014: Hülkenberg 5º (Pérez abandóno) -> 6 % de los votos
-Alemania 2014: Hülkenberg 7º (Pérez 10º, a 30.5 s) -> 1 % de los votos
-Australia 2015: Hülkenberg 7º (Pérez 10º, a 33.7 s) -> 1 % de los votos

En tres de los cuatro ejemplos que cito, la diferencia entre Hülkenberg y Pérez es de más de medio minuto, lo que significa que el alemán fue, de media, medio segundo por vuelta más rápido que Pérez en todas estas carreras. Idéntica situación que en Austria (de hecho en el Red Bull Ring la diferencia fue algo menos, de unos 25 segundos). Por otra parte, como se puede apreciar fácilmente, los porcentajes son ridículamente bajos, por lo que en ningún momento fue considerado uno de los mejores pilotos de las respectivas carreras.

Volviendo al tema inicial, la actuación de Hülkenberg en Austria, en mi opinión, no destacó especialmente sobre lo que es su rendimiento habitual. Pero parece que al sumarse la reciente victoria en las 24 Horas de Le Mans y la mejoría de Force India, muchos se fijaron especialmente en el pilotaje de Hülkenberg (debe ser que durante los tres años anteriores, algunos no se habían dado cuenta ni de que estaba en pista). Y esa es la única explicación que encuentro a tanto revuelo.

_

CONCLUSIONES

Ahora, repentinamente, todo el mundo dice que “ya sabía que Hülkenberg era muy bueno”, que “esto no es ninguna novedad para mí”, etc. Y no pongo en duda que hay mucha gente que lleva valorando a Hülkenberg desde hace años, y que me apoyó cuando publiqué este artículo reivincidando su gran pilotaje en 2014. Pero estos no son la gran mayoría, ni de broma. Sé de personas muy concretas que parece que tienen ganas de tomarnos el pelo a algunos, y que cambian de opinión según los acontecimientos como una veleta cambia de dirección cuando sopla el viento. Hay numerosos nombres propios que hace unos meses sostenían con firmeza que Hülkenberg “es un bluff”, “es el nuevo Heidfeld” o “habría que discutir si está entre la primera mitad de la parrilla” (y no me refiero a los que lo decían de broma, no se me vaya a ofender nadie…). Pero lo que critico no es que mantuvieran esa opinión, sino que ahora se llenen la boca alabando a Hülkenberg y afirmando que es “obvio” que es uno de los mejores pilotos del mundo, mientras que hace unas semanas decían todo lo contrario. Y lo digo indignado porque yo (y otras muchas personas) nos hemos tenido que desgañitar año tras año frente a este tipo de personajes. Personajes que en sus famosos “Top 10” de final de temporada ni mencionaban a Hülkenberg (o lo hacían en novena/décima posición), y ahora pretenden ser los abanderados a la hora de exigir que un equipo grande contrate al alemán.

Pues bien, me niego rotundamente a aceptar esta hipocresía de gente que tan pronto decía que Bottas era la próxima estrella mundial (cuando hacía podios solo si su compañero -y único rival- se estampaba), como ahora dice que no tiene futuro (siendo que este año ha batido brillantemente en pista a Massa en carreras como Malasia). Al final, el problema reside en ese sector de los creadores de opinión que tanta influencia tiene en diversos medios como Twitter, y cuyo único y exclusivo objetivo es conseguir retweets. Y para conseguir su objetivo, les sirve cualquier cosa. Incluidas las opiniones simplistas, sin reflexión, que a una pequeña parte de los aficionados (bueno, quizá no tan pequeña) nos indigna, pero que a la gran mayoría (seguidores no tan acérrimos de la Fórmula 1) les resultan perfectamente creibles. Y es sobre ese engaño a la gente menos informada sobre el cual estos personajes construyen sus castillos de aire. Pero no se quedan ahí, ya que incluso acaban convenciendo a gente mucho más aficionada, aunque eso ya es culpa de quienes eligen mal a sus referentes.

Al final, probablemente consiguen su objetivo, que es llegar lo antes posible a mil seguidores más o recibir una catarata de elogios por su última publicación. Pero en el fondo, lo que están consiguiendo es que el grueso de los aficionados asuma una y otra vez como ciertas cosas que son falsas: “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, Joseph Göbbels (y más si quienes la repiten son voces “autorizadas”). Y esto no lo digo porque yo esté en posesión de la verdad absoluta, no. Lo digo porque al menos sé que intento, al igual que otras muchas personas (como por ejemplo, cualquiera que esté leyendo esto), ser lo más riguroso posible. Sin embargo, es evidente es que a estos que yo he llamado “creadores de opinión” no es la verdad lo que les importa, sino sus objetivos personales. Por eso mismo, pueden dedicar todos sus esfuerzos a poner tweets reclamando que un equipo grande fiche a Hülkenberg, y les lloverán los RT’s y los seguidores. Pero conmigo, que no cuenten.

Anuncios

16 comentarios en “La insoportable hipocresía que se esconde tras las recientes opiniones sobre Hülkenberg”

  1. Davidizki, ¿puedo unirme a la liga HormigasJeiterF1 del predictor de Autosport, por favor? Si es así, mándame el código para unirse, por favor.

    ¡Felices vacaciones!

    Me gusta

    1. Dificilísimo encontrar un Top10 a estas alturas. Solo para buscar al mejor piloto habría que darle muchas vueltas: Hamilton ha estado muy fuerte, pero ha fallado en varias salidas y el GP de Hungría fue muy malo. Vettel también ha estado casi siempre arriba, pero en carreras como Bahréin estuvo lejísimos. Alonso está batiendo constantemente a Button, pero con ese coche en difícil calificarlo. Hülkenberg lleva varias carreras arrasando a Pérez, pero cometió errores en Bahréin o Mónaco. Al final, sería muy aventurado enumerar un Top10.

      No obstante, si quieres puedes ver mi análisis equipo a equipo de esta primera mitad de temporada en LaF1.es

      Me gusta

      1. Pues yo no pienso que Alonso esté haciendo una temporada fantástica ni de lejos. Es cierto que bate a Button constantemente, pero por una diferencia mínima (5s-10s). Y en la mayoría carreras se ha quedado muy lejos de sacar el máximo rendimiento de su coche. Por ejemplo:
        En China, el McLaren tenía un ritmo similar al Force India y ALO se quedó lejos de PER.

        Me gusta

        1. Es casi imposible valorar la temporada de Alonso. Pero como bien dices, está batiendo a Button con cierta constancia, y ese es precisamente el único dato al que nos podemos agarrar. Lo de Force India en China es posible, pero dudo que con la capacidad de recuperación de energía del motor Mercedes en carrera, Alonso pudiera competir contra Pérez (aunque a una vuelta sí que fuera posible).

          Me gusta

    1. Tan solo hemos visto condiciones de mojado/húmedo en la Q3 de Malasia, la Q1 de Austria y la carrera de Silverstone. Es muy difícil juzgar, ya que además tampoco tenemos controlados qué coches rinden mejor en agua, pero parece que Vettel, Hülkenberg y Kvyat son los que han sobresalido un poco en estas condiciones.

      Saludos

      Me gusta

  2. A ver, esto pasa si se sigue un deporte de forma superficial, sin entrar muy a fondo en el tema. Una parte importante de aficionados será así, en cualquier deporte.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s