Solución alternativa a la prohibición de los mensajes de radio

El mundo está repleto de incongruencias, y la decisión tomada hoy por la FIA es solo una más. Independientemente de si estamos de acuerdo o no con que los mensajes de radio estén permitidos, estoy seguro de que todos coincidiremos en un punto: la decisión de la FIA es una chapuza, con todas las letras. Llegados al punto de que se considera ilegal cualquier tipo de ayuda que recibe el piloto vía ingeniero, resulta hasta cierto punto lógico que, amparándose en el reglamento, la FIA decida cortar esta “ayuda”. ¿Pero cómo lo hace? Con una norma estúpida que hasta el aficionado menos frecuente cuestionaría. Y, para demostrar que la FIA se equivoca, en las siguientes líneas os proponemos un modelo alternativo que sería perfectamente válido y viable, y que tendría mucho más sentido que la norma anunciada por la FIA.

En primer lugar, resulta absurdo prohibir solo una parte de las conversaciones de radio, ya que es obvio que tanto ingenieros como pilotos se las arreglarán para comunicar todo lo necesario, aunque sea mediante cualquier tipo de “código interno”, el cual la FIA nunca podrá demostrar que es ilegal, ya los equipos siempre alegarán que se estaban refiriendo a cuestiones, por ejemplo, de seguridad, y esto acabaría convirtiéndose en una vorágine de sanciones-apelaciones.

Por otra parte, es una incógnita total cómo actuará la FIA en el caso de que pueda demostrar que ha existido una conversación ilegal. ¿Cómo se sanciona? ¿Con la exclusión directa del Gran Premio, o con una sanción de 15 minutos sin poder usar la radio? (nótese la ironía en esta segunda propuesta). Es completamente incontrolable, y resultará cuanto menos curioso ver a los comisarios intentando apañárselas… y más si hay cosas importantes en juego, como por ejemplo, un título mundial.

Una vez expuesto porqué la medida tomada por la FIA carece de sentido alguno, os propongo el sistema que desde FreePractice 4 implementaríamos, para evitar todos estos problemas:

Cada Gran Premio se designarían 12 “comisarios de radio”. El comisario principal estaría en contacto directo con Charlie Whiting, y sus mensajes se escucharían simultáneamente en las radios de TODOS los pilotos. Su función principal sería aportar información relativa a la seguridad (SC, banderas amarillas, trozos de un coche en una determinada curva, etc.), así como otros aspectos generales (predicción meteorológica). Los mensajes de este “comisario principal” se escucharían siempre en las retransmisiones, en directo.

Los otros 11 comisarios tendrían, cada uno, conexión directa con el muro de boxes de un equipo (es decir, cada comisario cubriría a 2 pilotos). Estos comisarios rotarían de equipo en cada Gran Premio, y se encargarían de comunicarle al piloto correspondiente el mensaje transmitido por su ingeniero. De esta forma, el comisario serviría de “filtro” y evitaría cualquier tipo de mensaje en clave acordado entre el ingeniero y el piloto antes de la carrera: solo se comunicaría la básico, lo esencial (parada en boxes inminente, órdenes de equipo o problemas graves en el monoplaza). De esta manera, la FIA podría asegurarse de que los mensajes que recibe el piloto son exclusivamente mensajes legales, que no le suponen ninguna ayuda para la conducción.

La comunicación piloto -> ingeniero se mantendría como hasta ahora la conocemos. Sin embargo, el ingeniero no podría comunicarse directamente con el piloto en ningún momento de la carrera, salvo caso de fuerza mayor. Las sanciones en el caso de que el ingeniero hablara con el piloto sin causa de fuerza mayor que lo justificara, serían muy severas.

Una vez expuesto nuestro modelo, os animamos a votar en la encuesta, y a dejarnos un comentario con vuestra opinión. El viernes a las 22:30 debatiremos este tema en el programa (http://www.cadenamotor.com/programas/free), y leeremos todos vuestros comentarios posteados tanto aquí como en Twitter.

 

 

Anuncios

3 pensamientos en “Solución alternativa a la prohibición de los mensajes de radio”

  1. Muy buen artículo David. Comparto la propuesta, aunque yo directamente prohibiría cualquier tipo de comunicación desde el muro de boxes (en la situación en la que se ha de elegir entre tener un “filtro” de la FIA o prohibir completamente las conversaciones), dejando tan solo el Team Radio principal que escucharían los 22 pilotos y todos los telespectadores. La habilidad del piloto para paliar con el consumo de neumáticos y combustible y con el procedimiento de salida saldría a la luz. Las indicaciones de parada en boxes u órdenes de equipo se darían desde el box con una pizarrita, al estilo MotoGP.

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario José Javier! Comparto tu opinión, aunque entonces el “comisario principal” tendría que tener también la opción de hablar por privado con cada piloto, para comunicar, por ejemplo, las sanciones (creo que es positivo para la Fórmula 1 evitar episodios como el que vimos en Moto2 con Adrea Iannone en Montmeló, donde fue descalificado por no cumplir un DT al no verlo en la pizarra).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s