Falsos talentos: La mentira de la GP2

Tristemente, cada año que pasa la categoría de la GP2 pierde interés por parte de los aficionados, de manera exponencial. Y esto es debido, muy posiblemente, no a la poca espectacularidad de las carreras, como sucede en otras categorías, sino al fracaso de la mayoría de grandes talentos que aterrizan en la categoría. Para la mayoría de pilotos, mantenerse varios años consecutivos en GP2 sin conseguir grandes resultados es misión imposible (económicamente hablando), por lo que gran parte de estos talentosos pilotos solamente entran en la categoría con la “esperanza” de ganar al primer intento e irse en la temporada siguiente. Sin embargo, a pesar de que son posiblemente pilotos de una calidad excepcional y de que atesoran el talento suficiente como para estar incluso en F1, les resulta casi imposible batir a otra serie de pilotos que aunque quizá no han demostrado ser tan rápidos en pista, tienen los recursos económicos suficientes como para mantenerse en la categoría durante 3-4 años sin conseguir grandes resultados, de manera que han adquerido una experiencia importantísima. Y aquí nos encontramos con el primer gran problema.

 

 

La GP2 es una categoría que conforme avanza el tiempo, cada vez demuestra ser una competición que prima más la experiencia en la propia categoría que el talento puro. Obviamente, teniendo en cuenta esta situación, resulta que estos pilotos que menciono en el final del anterior párrafo, y que por calidad jamás estarán a la altura de varios de sus competidores, pasar a dominar el certamen con mano de hierro. ¿Por qué? La explicación ya está dada: se trata de pilotos que, sin lugar a dudas, son grandes competidores, aunque no se encuentran entre los tres o cuatro mejores de la parrilla. Pero, sin embargo, son pilotos que en su mayoría ya han participado durante varias temporadas en la categoría, por lo que su periodo de adaptación está más que finalizado. Y esto les da la opción de quedar por delante de pilotos a los que en condiciones de igualdad real, nunca podrían batir.

 

La forma más sencilla de ilustrar la situación sería aportando ejemplos, pero entonces entramos en terreno subjetivo, y pueden surgir discrepancias. No obstante, me voy a permitir el lujo de mencionar un ejemplo, en el que creo que el 90 % de los lectores estaréis de acuerdo. Además, va a centrarse en dos pilotos que son compañeros de equipo, por lo que de esta forma, se anula la posible excusa de que hay diferencias de rendimiento entre los equipos (que probablemente las hay, pero son mínimas). Se trata de los actuales pilotos del equipo Racing Engineering: Stefano Coletti y Raffaele Marciello. Respecto al monegasco, se podría decir que es un piloto con ciertas cualidades, pero para nada un piloto ganador ni, desde mi punto de vista, un piloto que pueda aspirar a llegar a la F1 como consecuencia de su talento. Sus resultados en categorías inferiores han sido 7º en la Fórmula BMW ADAC en 2007, 20º y 10º en la Formula 3 EuroSeries en 2008 y 2009 respectivamente, 6º en las WSR3.5 en 2010; y 11º, 13º y 5º en la GP2 2011, 2012 y 2013 respectivamente. Por otra parte, Marciello tiene como principales hitos en su carrera en fórmulas la 3ª posición en la Fórmula Abarth 2010, 3º en la Fórmula 3 Italiana en 2011, 2º en el European F3 Championship de 2012 (además de ser 3º en las Formula 3 EuroSeries) y ganador de la Formula 3 Europea en 2013, además de hacer la pole en Macao. Sin duda, nadie cuestionará que el palmarés de estos dos pilotos contrasta sustancialmente. Sin embargo, este año nos encontramos a Coletti, con tres temporadas y media de GP2 a sus espaldas, por delante de Marciello, todavía rookie. El monegasco cosecha a estas alturas del campeonato 67 putnos, por los 29 del italiano (prácticamente el doble). Algo que no debería ser para nada habitual, teniendo cuenta que Marciello ha demostrado mucho más que Coletti hasta la fecha. Pero, por desgracia o no, así funciona la GP2, y este es solo uno de los numerosos ejemplos que nos podemos encontrar cada temporada.

 

Obviamente, no se puede negar en ningún momento que esto no esté sucediendo en otras categorías, por en ningún momento de una forma tan remarcable como lo es en el caso de este certamen. Quizá la FIA debería comenzar a tomar cartas en el asunto desde este mismo instante (si no las debió haber tomado ya hace varios años, controlando mucho más el aspecto económico y las regulaciones deportivas), ya que la mayoría de los ídolos locales de los diferentes países que alcanzan la categoría, acaban dejándola aparte desesperados, en algunos casos buscando reconducir sus carreras en categorías paralelas o incluso “inferiores” (aunque por calidad, algunas categorías supuestamente inferiores disfrutan de un nivel de pilotos superior al de la GP2, como es el caso de las WSR3.5). Además, este fracaso contínuo de las jóvenes promesas en las que el aficionado tiene depositada tanta experiencia, provoca un total desinterés hacia la categoría, lo cual es lógicamente dañino tanto para la competición como para la FIA.

 

Por lo tanto, y aunque la situación esté algo camuflada, durante estos últimos años la GP2 se está convirtiendo peligrosamente en una categoría creadora de “falsos talentos”: es así como yo hago referencia a este grupo de pilotos que sin ser excepcionales, acaban revalorizándose por el simple hecho de batir a otros pilotos de nombre que vienen de arrasar en categorías inferiores (por ejemplo, las WSR3.5). De hecho, algunos de estos pilotos acaban llegando a la Fórmula 1, e incluso llegar a ser considerados pilotos competitivos por el grueso de los aficionados, en lugar de lo que realmente son: pilotos de pago camuflados, que se diferencian de los pilotos de pago convencionales en que son más difíciles de detectar y su situación no es tan obvia como la de los pilotos de pago propiamente dichos. O en su defecto, falsos talentos creados inconscientemente por aficionados y prensa.

Anuncios

6 comentarios en “Falsos talentos: La mentira de la GP2”

  1. Es una lástima que profesionales como vosotros no estén donde deberían abriéndoles los ojos a tanto LISTO que cree Tener como se suele decir: un “Alonso” en casa y a tanto dirigente que piensa que con salir en la foto el resto está pago. Ni premios, ni ayudas, ni becas de entidad. Primero desembolsas si puedes y luego a lo mejor….La problemática es la misma trasladada de categoría, es decir cometemos los mismos errores que al principio ¿donde? en el karting. Finalmente rara vez coincide talento y asiento en F1 rara avis. Casos como el de Fernando Alonso si nos fijamos en las dos últimas décadas de la F1, es raro que se vuelvan a repetir. En principio se entraba en una escudaría modesta a la sombra de otra más importante y al año siguiente se llegaba a ésta última como piloto probador lo que facilitaba mucha experiencia y de la buena a los pilotos.
    Tres coches: ya los hemos tenido; los que llevamos tiempo viendo F1 nos acordamos del muleto aun cuando era coche reserva también tenía su coste evidentemente muy inferior. Habría para un libro…un cordial saludo.

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias por el comentario. Coincido en la mayoría de las opiniones que has expuesto, y de hecho algunos temas de los que tocas en tu comentario, serán analizados en futuros artículos que están en edición.

      Saludos!

      Me gusta

  2. Si te das cuenta. Hay pilotos q han durado varias temporadas en GP2, es porque buscan algun equipo competitivo; En la Gp2 pasa como en la F1, los equipos con mas recursos son los q ganan…. En todo caso seria lo contrario de lo q planteas, Los q llegan y tratan de ganar a la primera, Traen una buena tajada de Dinero para porder estar en ART, Carlin,Dams Etc,… O crees q Jolyon Palmer en un VenezuelaGP estaría peleando por el campeonato?… Un ejemplo reciente, Ve el caso de Facu Regalia, se fue del equipo por lo malo…

    Me gusta

    1. Antes de nada, gracias por leer el artículo y comentar tu reflexión.

      En mi opinión, exceptuando Hilmer, MP y Venezuela, todos los equipos tienen material para conseguir grandes resultados (solo hay que ver que en apenas media temporada, unos 10 equipos han conseguido subir al podio). Por lo tanto, como tú bien dices, los grandes talentos tienen dinero suficiente (en la mayoría de los casos) como para entrar en cualquiera de los demás equipos, lo cual les debería ser suficiente para luchar por el Campeonato, ya que hablamos de pilotos que han estado casi arrasando en el resto de categorías.

      Por lo tanto, mi postura es que entre los 10 mejores equipos de la categoría las diferencias son mínimas (si bien es cierto que los últimos están algo más descolgados).

      Respecto a lo de Palmer, es el ejemplo perfecto a lo que expongo: ha estado en equipos tan importantes como Arden, iSport o Carlin. Desde mi punto de vista, esta año ha comenzado a ganar no porque el equipo sea mejor que los anteriores en los que estuvo (que como puedes ver eran de gran calidad), sino porque ha acumulado la experiencia suficiente como para tomarle la medida a la categoría.

      Saludos, y muchas gracias

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s