Williams no se lo cree

Desde incluso antes de que comenzara la temporada en Australia, se veía venir que el equipo Williams no iba a pasar desapercibido a lo largo del año, algo que, exceptuando los chispazos de Maldonado en 2012, no vivíamos posiblemente desde 2004 y 2005, años de su última victoria y última pole, respectivamente. En los tests de pretemporada ya parecía que, si bien no iba a ser ni mucho menos el equipo dominador, Williams iba a luchar por algo más que entrar en los puntos, como había hecho recientemente. Sin embargo, si tenemos en cuenta los resultados conseguidos por la escudería de Grove hasta la llegada del GP de Austria, incluso los menos escépticos cuestionarían el progreso mencionado anteriormente: si nos vamos al año 2012, a la finalización del sétpimo Gran Premio de la temporada el equipo había cosechado ya 45, por los 58 de este año tras el GP de Canadá. ¿No parece un progreso tan notable desde este punto de visto, no? En ese caso, hay dos opciones. O nosotros estábamos radicalmente equivocados a la hora de colgarle la etiqueta de equipo revelación a Williams, o las cosas no están funcionando en el equipo tal y como Sir Frank Williams tenía previsto. Me voy a decantar por esta segunda opción, por razones que expongo más adelante.

 

Llegados a este punto, el aficionado debe comenzar a preguntarse qué es exactamente lo que está fallando en Williams. Así pues, lo primero que se suele cuestionar es al propio equipo, al staff técnico. Pero no parece que por ahí encontremos grandes debilidades, ya que las mejoras en el FW-36 son contínuas, fin de semana, tras fin de semana, y en ningún momento parecen quedarse lo más mínimamente retrasados respecto a sus rivales. Además, poseen la unidad de potencia de Mercedes, sin duda la más efectiva hasta la fecha; su caja de cambios es una auténtica obra de ingeniería moderna incuestionable; y el chasis, a juzgar por el comportamiento del coche tanto en curva rápida como en tracción y en frenada, tampoco se queda muy atrás. Además, encontramos como cabeza sobresaliente a Pat Symonds, alguien de quien es realmente difícil dudar, sobre todo si se tienen en cuenta sus anteriores proyectos. En definitiva, el problema no puede tener su raíz en esta sección del equipo.

 

Lo siguiente que el aficionado tiende a cuestionar, cuando se da por supuesto que el monoplaza está a la altura, es al piloto. Aquí entramos en terreno peligroso, o lo que es lo mismo, demasiado subjetivo, y susceptible de crear polémicas innecesarias. Pero aún así, resulta inevitable analizar uno de los factores sin duda claves para la obtención de buenos resultados por parte de un equipo, aunque siempre supeditado a la competitividad del monoplaza. Y aquí, probablemente, encontramos la primera debilidad del equipo: los pilotos.

 

No voy a ser yo quien “elija” qué piloto es bueno o malo. Pero desde mi punto de vista, creo que ambos pilotos podrían sacar algo más de rendimiento al coche. Si extrapolamos la competitividad de Massa durante los últimos 4 años en Ferrari (durante los cuales, tanto en clasificación como especialmente en carrera, ha estado a años luz de su compañero de equipo) a la que está demostrando este año en Williams, nos encontramos que Bottas se encuentra en igual o peor posición (solo ha batido en Austria y en España a Massa, si contamos solo las carreras donde ambos han finalizado sin problemas). Pero el tema de discusión no es encontrar quién de los dos es mejor, ya que su nivel es realmente similar. El problema es saber a cuántas décimas por vuelta está ese nivel del de los pilotos punteros. Obviamente, esto es imposible de conocer, pero basándonos en la enorme diferencia que observamos entre Alonso y Massa en los últimos años, no debe ser una diferencia escasa… Además, en las onboard tras la propia clasificación del GP de Austria, se puede ver a simple vista como, en su vuelta rápida, Bottas pierde el vértice en la curva 3 y en la 5, y Massa hace lo propio en la 4, en lo que considerábamos que habían sido grandes vueltas. Además, a esta ostensible falta de velocidad por parte de ambos pilotos, hay que sumarle cierta irregularidad que, aunque en el caso de Bottas es menos flagrante (solo cosecha un gran error en lo que va de temporada: el toque con el muro de la salida de la curva 10 en Australia, momento en el que perdió una segunda posición más que asegurada), en relación a Felipe Massa el problema se acentúa, con clasificaciones y carreras desastrosas con en Montmeló. Aunque es cierto que en el caso del brasileño hay que mencionar la dosis de mala suerte que ha sufrido durante este primer tercio de la temporada.

 

No obstante, aunque sus pilotos no hayan favorecido el regreso a la senda del éxito del equipo Williams, hay dos factores en los que el equipo está quedando en evidencia, y que son, posiblemente, los realmente causantes de la sangría de puntos vivida por Williams en este inicio del mundial. El primero de ellos, y quizá el “menos malo”, es la estrategia, que fin de semana tras fin de semana está lastrando a Bottas y a Massa en comparación con sus rivales. Pero tanto este problema, como varios de los anteriores, son causa del foco central del desastroso inicio de Williams y del desaprovechamiento del potencial de su monoplaza: ni más ni menos que la forma de afrontar las carreras. Acostumbrarse a ganar no es tan fácil como se puede pensar, requiere un giro de 180º en la manera de afrontar las carreras (aunque un piloto siempre lo niegue por activa y por pasiva), y es algo a lo que el equipo no se ha adaptado. Y como no lo hagan pronto, perderán una oportunidad que llevaban esperando una década entera. Esperemos que esto no suceda, y que Sir Frank Williams todavía tenga alguna alegría por delante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s