El análisis de Australia

El campeonato del mundo de Fórmula 1 2013 ha comenzado -¡por fín!- con el Gran Premio de Australia en el circuito semiurbano de Albert Park. Tras una sesión de clasificación dominada por el equipo Red Bull, con Vettel y Webber ocupando la primera fila, la carrera ha sido un mundo totalmente diferente.

Kimi Räikkönen ha conseguido la victoria tras salir en la séptima posición, gracias a una magistral gestión de sus neumáticos Pirelli y a una audaz estrategia a dos paradas. Alonso exprimió el F138 para ser segundo y el ‘poleman’ Vettel completó el podium.

Sorprendentemente, el jóven tricampeón alemán no logró extender un gran margen de ventaja en las primeras vueltas, como suele hacer en sus victorias típicas. La causa de ello fue una gran degradación del RB9, lo que le supuso una caída de ritmo. Según fuentes de Free Practice 4, la causa fue una agresiva caída en los neumáticos, lo que les proporcionó una gran velocidad a una vuelta, pero no la compensaron bien para tener un ritmo sólido en carrera.

Räikkönen aprovechó la mínima degradación del Lotus E21 a la hora de gestionar los neumáticos. Consiguió hacer una parada menos que el resto y tenía un ritmo fortísimo a la mitad y el final de sus stints (de hecho consiguió la vuelta rápida). Ésto nos lleva a pensar que el E21 es un monoplaza al que le cuesta calentar los neumáticos, lo que no les brinda un gran rendimiento en clasificación, pero se comensa en las tandas largas.

Los pilotos de Ferrari pilotaron el F138 con garra y ambición, pese a que un fallo estratégico fastidió las opciones de podio de Felipe Massa. El vehículo italiano es una mezcla entre el E21 y el RB9, tiene una velocidad correcta a una vuelta y trata bien los PZero; no es tan rápido en clasificación como el RB9 ni conserva tanto las Pirelli como el Lotus, digamos que es un equilibrio entre ambos.

No obstante, necesitan mejorar algo en clasificación. El excesivo ‘camber’ del RB9 pudo brindarles unas 4 décimas, mientras que Alonso podría haber mejorado la vuelta un par de décimas. La diferencia entre los dos coches es de alrededor de medio segundo.

Mercedes mostró un ritmo aceptable, pero necesitarán solucionar los problemas mecánicos. Personalmente, no les veo en la batalla por el título, aunque podrán ganar alguna carrera.

Force India ha demostrado tener un coche constante y capaz de cuidar muy bien los neumáticos, hoy tanto Sutil como Di Resta han terminado en el Top 10, 7º y 8º respectivamente; con una soprendente actuación del alemán que lideró el GP durante varias vueltas.

Sauber y Toro Rosso están en tierra de nadie, aunque la no participación de Hülkenberg no nos ha dado una idea real del potencial del C32. Williams, Marussia y Caterham cierran el pelotón. Me pregunto qué han estado haciendo los de Grove este invierno, mientras que me alegro por los anglorusos, que además tienen un piloto capaz de exprimir el monoplaza (Jules Bianchi).

No obstante, la situación puede cambiar en el próximo GP de Malasia, que se disputará en a penas 7 días. El calor azotará y la posibilidad de lluvia torrencial estará presente. Es muy probable que Red Bull recupere la senda, yo seguiré apostando por Sebastian Vettel; pese a lo abierto que está el mundial. Red Bull, Ferrari, Lotus y Mercedes; cualquiera de los 4 equipos podría ganar el próximo Gran Premio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s